¿Qué sabes de los reactores químicos de laboratorio? ¿Qué sabes de los reactores químicos de laboratorio?

Hoy en día existen muchos tipos de reactores químicos en ingeniería industrial que pueden ser clasificados en función del modo de operación, del tipo de flujo interno, según las fases, entre otros, si bien en este artículo vamos a descubrirte lo más interesante para elegir un reactor de laboratorio a presión.

Recuerda que un reactor químico es el dispositivo donde ocurre una reacción química, el recipiente en cuyo interior se produce este fenómeno.

¿Te atreves a sumergirte en el mundo del reactor de laboratorio a presión?

  1. ¿Qué es un reactor de laboratorio a presión?
  2. Tipos de reactores de laboratorio a presión.
  3. ¿Cómo elegir el tipo de reactor de laboratorio?
  4. Ventajas de los reactores de laboratorios a presión IDI SL.

 

 1. ¿Qué es un reactor de laboratorio a presión en ingeniería industrial?

Los reactores a presión con agitación se utilizan para las reacciones químicas bajo presión como hidrogenaciones, desarrollo de polímeros y catalizadores en laboratorios de I&D y para producción en Plantas Piloto. Pueden trabajar con vasos intercambiables de vidrio, de acero de alta presión y alta temperatura, de distintos volúmenes, mientras que los potentes sistemas de agitación con acoplamiento magnético aseguran la agitación eficiente (alta viscosidad).

Los reactores de laboratorio se fabrican de diferentes volúmenes de acuerdo a las aplicaciones: desde los 10 ml hasta los 5 l los más habituales, pero también hay 20 l e incluso 500 l.

Estos los equipos de ingeniería industrial se fabrican en vidrio o en metal, constando siempre de dos partes: el cilindro donde se introduce la mezcla de reacción y de la tapa donde que contiene las diferentes válvulas, conexiones, instrumentos de validación y elementos de seguridad.

 

 2. Qué tipos hay de reactor de laboratorio a presión en plantas industriales

Reactores de vidrio

Al ser transparentes permiten observar el desarrollo de las reacciones, lo que facilita información muy útil sobre los cambios de color, estado de agregación… Como desventaja, no son susceptibles de trabajar a medias o altas presiones.

Reactores metálicos

Suele ser de acero inoxidable AISI 316, aunque también de titanio, níquel, circonio y otras aleaciones. Permiten trabajar a temperaturas y presiones más elevadas, de hasta centenares de atmósferas y unos 500º C.

La mayor parte de las reacciones orgánicas se pueden realizar en acero inoxidable, si bien hay otras aleaciones resistentes a la corrosión para usar en reacciones con ácidos, bases, sales o gases corrosivos.

Otra opción es usar un vaso esmaltado o teflón ubicado dentro del cilindro metálico para evitar el contacto directo de la mezcla de reacción, lo que requiere de un revestimiento especial para el interior de la tapa.

En la tapa del reactor, que suele ir atornillada mediante un anillo metálico con sistema de cierre que asegura la hermeticidad, pueden incorporarse válvulas o conexiones para permitir la entrada de gases, tomas de muestras, medición de parámetros internos o elementos de seguridad.

 

3. ¿Cómo elegir el tipo de reactor de laboratorio en ingeniería industrial?

Estos son los factores a tener en cuenta al seleccionar el tipo de reactor:

  • Medida del recipiente de reacción: se recomienda que la carga de la mezcla de reacción no exceda los 2 tercios del volumen libre del equipo.
  • Presión interna de trabajo.
  • Temperatura de trabaja máxima de trabajo.
  • Tipo de montaje.
  • Sistema de calefacción: manta calefactora, camisa exterior, etc.
  • Decidir si es necesaria o no la agitación. En el primer caso, suele utilizarse un agitador mecánico.

 

4. Ventajas de los reactores de laboratorios a presión IDI SL

Los productos IDI SL ofrecen las siguientes ventajas frente al resto de equipos presentes en el mercado para plantas industriales:

  1. Variedad de volumen. Podemos desarrollar el reactor de laboratorio que mejor se adapte a las necesidades de su empresa, con kits de 1 l a 1.000 l.
  2. En cualquier tipo de material, para de esta conseguir que el equipo responda a los requerimientos planteados.
  3. Diseño personalizado en función de cada caso y de forma única y personalizada.
  4. Capacidad de trabajar a presiones y temperaturas.
  5. Contar con la garantía de SDI SL como fabricantes expertos y de referencia en el sector.
  6. Montaje en taller de casi la totalidad del equipo para minimizar los trabajos en planta.

 

¿Quieres conocer más detalles sobre los reactores de laboratorio IDI SL para plantas industriales? Consúltanos y te informaremos sin compromiso.